Presentan en Bariloche una prueba piloto de geotermia para climatizar viviendas

En cuatro casas del barrio 136 Viviendas, el Municipio está implementando esta experiencia piloto, junto a técnicos del Foro de Viviendas y Eficiencia Energética (FOVISEE) y la Embajada Alemana, que donó equipamiento.

El intendente de Bariloche Gustavo Gennuso recibió a referentes de la Embajada Alemana en Buenos Aires y del Foro de Viviendas y Eficiencia Energética (FOVISEE), con quienes realizó una recorrida por las instalaciones de estas cuatro viviendas, en las que se instaló una primera experiencia con tecnología de geotermia destinada a climatización residencial. Se trata de una tecnología que aprovecha la temperatura estable a nivel subterráneo para climatizar el aire y distribuirlo en las viviendas, que así se calefaccionan en invierno y se refrescan en verano.

Gennuso agradeció especialmente a las cuatro familias que pusieron a disposición sus viviendas para esta primera experiencia: “Si esto anda bien, es una buena solución para todos los vecinos, porque esto no es solamente una mejora individual sino una tarea de desarrollo colectivo”, remarcó, y explicó que “empezar con estas casas implica que, si la investigación que vamos a hacer durante 4 o 5 meses da buenos resultados, vamos a hacer un programa para que otros vecinos puedan acceder a esta tecnología”. Y sintetizó: “Toda mejora energética no solamente mejora nuestra ciudad sino que mejora el planeta”.

En el mismo sentido, el presidente del FOVISEE señaló que Bariloche es “una punta de lanza” en la tecnología de geotermia aplicada a la climatización de viviendas: “Investigamos mucho y no encontramos un sistema como este funcionando en América Latina. Ser innovadores es muy valioso, este sistema de investigación aplicada va a generar información inédita y esperamos que muy útil para la aplicación en futuros miles de programas de vivienda en Bariloche, en la Patagonia y en la región más amplia también”.

Además, Maggio agradeció la predisposición del intendente y el Municipio para aplicar esta iniciativa:“Es muy importante para nosotros, desde las organizaciones de la sociedad civil, encontrar el interés en el Estado local de hacer cosas nuevas, distintas”.

Por su parte el embajador interino de Alemania, Daniel Krull, valoró la importancia de desarrollar pruebas piloto en este tipo de tecnologías innovadoras: “Si no se puede ver cómo funciona, es muy complicado convencer a la gente de que esto puede ser una opción para su casa”, indicó.

Además, contó que en su país “el tema de las energías renovables tiene una magnitud muy grande, en este momento las energías renovables son la fuente más grande de luz en Alemania. En poco más de 10 años tenemos un cambio de la matriz energética muy importante, y la base fueron las inversiones de muchos actores, con instalaciones como estas”.

Y reflexionó: “Este potencial de energía todavía está totalmente subestimado en Argentina, pero este país tiene un potencial que es quizás más grande que el de Alemania”.

A nivel municipal, este proyecto es coordinado por la Subsecretaría de Medio Ambiente y el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social (IMTVHS), con la participación de las cooperativas de “Argentina Trabaja” aportando la mano de obra, en el marco del programa municipal de “Sustentabilidad Energética de Hogares” (que ya cuenta por su parte con mejoras en la eficiencia energética de 100 casas de la ciudad).

La iniciativa surgió tras un convenio firmado en 2016 por la comuna con el Foro de Viviendas y Eficiencia Energética (FOVISEE), que proveyó parte del equipamiento —que fue donado por la Embajada Alemana— y el seguimiento de obra, mientras que la Municipalidad se encargó de la contratación de la empresa constructora, y el aporte de la mano de obra a través de las cooperativas de “Argentina Trabaja”. También Transportes Imaz colaboró con la iniciativa, realizando el transporte y acopio de los caños para la instalación.

Esta primera prueba piloto de pre-acondicionamiento de aire mediante tecnología de geotermia en el sector residencial, busca estudiar las prestaciones de la tecnología, analizando la temperatura del aire alcanzada a 3 metros de profundidad para alimentar a estas cuatro casas. Entre otros factores,se está evaluando la temperatura interior alcanzada y el confort de las familias beneficiadas. La información que surja de la prueba piloto permitirá conocer las ventajas del sistema específicamente en la región y la posibilidad de ser replicada en otras viviendas.

La tecnología de geotermia permite ahorros de energía convencional, y su uso más extendido es el de climatización residencial y comercial. La temperatura estable bajo la superficie terrestre genera una diferencia de temperatura respecto a la que se registra en la superficie, que la vuelve una fuente de energía alternativa para ser aprovechada tanto en climatización directa de viviendas, como otras instalaciones y medios.

Dado que no existen antecedentes de experiencias de este tipo en la región, este proyecto piloto buscó convertir a la Municipalidad líder en la temática, teniendo en cuenta que las bajas temperaturas en invierno y la alta demanda energética que esto conlleva en la ciudad, sumado a la insuficiente oferta energética que vive la región, vuelve indispensable llevar a cabo proyectos pilotos de este tipo para conocer su viabilidad.

La energía térmica es obtenida mediante un sistema de cañerías enterrado en el terreno de las viviendas seleccionadas. Por el sistema circula aire, el cual levanta temperatura a medida que avanza por una serpentina de caños de 200 mm de diámetro enterrados con una pendiente de 2% desde 1,5 a 3 m de profundidad. La circulación de aire se da gracias a un ventilador central, y el aire pre-acondicionado es luego distribuido a cada vivienda. En un extremo del sistema se ubica la toma de aire, y en el otro la cámara de inspección donde se ubican los ventiladores, previo desvío a cada vivienda.

La selección de las viviendas se dio teniendo en cuenta características técnicas, edilicias y sociales.En primer lugar, se buscó un grupo de cuatro viviendas con jardín contiguo donde instalar el sistema, y que fueran construcciones relativamente nuevas con buen nivel estructural y de aislación interior. Además, las familias seleccionadas resultaron aquellas con mayor predisposición para con el proyecto, dado que la experiencia piloto demanda un proceso de mediciones y seguimiento durante el período posterior a la instalación, que se extenderá durante los próximos meses.

Fuente: www.barilocheopina.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *